La tarjeta de crédito del director de Marketing, en Gran Vía

28 octubre, 2020

La nueva tarjeta AQUA de BBVA no tiene número impreso, ni fecha de caducidad, ni código de seguridad dinámico (CVV). Es tan segura que el director de Marketing de BBVA, Jaime Bisbal, ha colocado su tarjeta personal en un mupi de Gran Vía hasta el lunes 9 de noviembre.

Para desarrollar la tarjeta AQUA, BBVA ha llevado a cabo un estudio basado en entrevistas con 1.000 clientes en España sobre el uso de las tarjetas y de la banca digital. La conclusión es que la seguridad, la planificación y el control de gastos y productos, así como la posibilidad de poder realizar un gran número de operaciones a través del móvil, son los atributos más valorados. La acción de street, desarrollada por PS21 en colaboración con Mindshare y Jcdecaux, forma parte del lanzamiento de la tarjeta AQUA, la primera campaña de la compañía creativa para BBVA.

La innovación es el leit motiv de BBVA en el desarrollo de sus productos. Y ese ha sido el punto de partida de un trabajo creativo con el foco puesto en la seguridad, el control de gasto y la planificación, los tres atributos más importantes del nuevo producto de la entidad financiera. ‘Esta tarjeta redefine la experiencia de pago. No solo te permite pagar de manera más segura, sino que tienes mucho más control de tu dinero, o lo que es lo mismo: no se trata de pagar más o menos, sino de pagar mejor.  Es la idea que hemos querido trasladar a la gente de manera directa, sencilla y cercana con diferentes piezas en todos los puntos de contacto’, según Víctor Blanco, director creativo ejecutivo de PS21.